Descubre el secreto del televisor OLED inalámbrico: ¡una revolución de LG!

Descubre el secreto del televisor OLED inalámbrico: ¡una revolución de LG!
televisión LG

El minimalismo en el diseño está en boca de todos, no solo para crear espacio y la sensación de lujo que ofrece la simplicidad, sino también para facilitar la limpieza. Tanto en oficinas como en centros de entretenimiento, cada vez más personas buscan la tranquilidad que proviene de no ver un enredo de cables alrededor del monitor o del escritorio. Con este objetivo, LG ha presentado su primer televisor OLED inalámbrico, capaz de convertir tu sala de estar en un auténtico cine sin que un solo cable sea visible.

Presentado en la feria tecnológica CES de Las Vegas a principios de año, este televisor ya está disponible en las tiendas españolas en tres tamaños diferentes: una pantalla gigante de 97 pulgadas, una de 83 pulgadas que cuesta 8.499 euros y una de 77 pulgadas por 5.999 euros. Se trata de los televisores LG OLED evo M3 que EL ESPAÑOL-Omicrono ha tenido la oportunidad de conocer en su versión más grande.

No es algo nuevo, empresas de electrodomésticos y pantallas como Samsung o LG llevan tiempo ofreciendo diferentes soluciones para simplificar las múltiples conexiones que requieren estos productos, sobre todo para los monitores o televisores que suelen ser el centro de atención.

Es la nueva joya de la corona en el catálogo de LG. La serie OLED evo M3 incorpora la tecnología y la calidad de imagen de los televisores OLED Evo con el procesador 4K Alpha 9 Gen6 y más de 33 millones de píxeles autoiluminados que se encienden y apagan de forma independiente para obtener el negro más puro, además del Brightness Booster Max que proporciona hasta un 70% más de brillo. Características que este medio ya ha probado en otros televisores LG en el pasado, pero esta vez con la tecnología Zero Connect.

Samsung propuso hace años un solo cable para integrar todas las conexiones, ahora LG propone separar la caja de conexiones de la pantalla para liberar la pared o el espacio desde donde se ve el televisor. La Zero Net o caja de conexiones se puede colocar a una distancia máxima de 10 metros de la pantalla sin pérdida de calidad en la transmisión. Solo necesita estar conectada a la toma de corriente, al igual que el televisor, este es el único cable detrás de la pantalla.

LG sitúa esta alternativa junto a un sofá y sobre un mueble de madera con ruedas. A través de una apertura en la tapa superior emergen los cables que conectan la Zero Net y, por lo tanto, el LG OLED evo M3, a las consolas y otros dispositivos almacenados dentro del mueble.

En la parte trasera, el panel de conexiones integra 3 puertos HDMI (2.1), 2 puertos USB, un conector LAN, el IR Blaster para controlar dispositivos externos con el control remoto del televisor, como un reproductor de Blu-ray o el decodificador de Movistar que se podría guardar dentro del mueble debajo de la Zero Net.