¡La Antártida desaparece ante nuestros ojos! La impactante verdad.

¡La Antártida desaparece ante nuestros ojos! La impactante verdad.
deshielo en la Antártida

En la isla Petermann, ubicada en la Antártida, podemos ser testigos de un fenómeno impactante: estalactitas que cuelgan de icebergs en proceso de deshielo. Estas imágenes visuales son solo una muestra de la preocupante aceleración en el derretimiento de la capa de hielo de la Antártida Occidental, una tendencia que ahora se considera “inevitable” debido al cambio climático.

A pesar de los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, la velocidad a la que se derrite el hielo y contribuye al aumento del nivel del mar aumentará significativamente en el próximo siglo. Incluso si las naciones logran limitar el aumento de las temperaturas globales a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, un objetivo establecido en el histórico Acuerdo de París de 2015, la tasa de deshielo en el siglo XXI será tres veces mayor que en el siglo XX.

La experta en modelización oceánica y glacial, Kaitlin Naughten, del British Antarctic Survey, ha destacado la alarmante situación del deshielo en la capa de hielo de la Antártida Occidental. Parece que el control de esta situación se nos ha escapado de las manos y para preservarla como estaba en el pasado, hubiéramos necesitado tomar medidas contra el cambio climático hace décadas.

En el interior de la capa de hielo de la Antártida Occidental existe la suficiente cantidad de agua como para elevar el nivel del mar hasta 5 metros. Actualmente, la principal causa de este incremento se deriva del derretimiento de las plataformas de hielo flotante en la región del Mar de Amundsen, debido al aumento de las temperaturas en el Océano Austral.

La científica Naughten y su equipo realizaron simulaciones en supercomputadoras para determinar cuánto deshielo se podría evitar reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. Después de considerar diversos factores climáticos, como el impacto global causado por fenómenos como El Niño, los científicos observaron pequeñas variaciones en la tasa de pérdida de hielo en los cuatro escenarios delineados en el Acuerdo de París.

Curiosamente, los tres escenarios que pronostican los menores incrementos en la temperatura global tuvieron efectos prácticamente idénticos en la tasa de deshielo en el Mar de Amundsen. El escenario que prevé el aumento más alto en la temperatura se desvía de los demás solo después de 2045, proyectando un deshielo mayor.

A pesar de los resultados preocupantes de esta investigación, reconocer la situación con anticipación podría brindar al mundo más tiempo para adaptarse a la inminente subida del nivel del mar. Aunque las acciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero podrían no ser suficientes para evitar el colapso de la capa de hielo de la Antártida Occidental, desacelerar el aumento del nivel del mar sigue siendo un objetivo crítico.

Reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles es esencial para garantizar una mayor capacidad de adaptación tanto por parte de las sociedades como de los gobiernos, incluso si no podemos detener por completo la subida del nivel del mar.