Lo que hacemos en las sombras: Vampiros y humor negro.

Lo que hacemos en las sombras: Vampiros y humor negro.
Lo que hacemos en las sombras

“Lo que hacemos en las sombras” es una comedia de culto que ha cautivado a los amantes del cine y las series de televisión con su humor irreverente y su original premisa. Dirigida por Taika Waititi y Jemaine Clement, la película sigue la vida cotidiana de cuatro vampiros que comparten un piso en la ciudad de Wellington, Nueva Zelanda.

A través de un falso documental, los espectadores son testigos de las hilarantes situaciones que enfrentan estos seres inmortales mientras intentan adaptarse a la vida moderna y lidiar con los conflictos de convivencia.

Con un elenco de talentosos actores improvisando gran parte de sus diálogos, “Lo que hacemos en las sombras” logra un equilibrio perfecto entre comedia absurda y momentos de ternura, convirtiéndose en una experiencia cinematográfica única y refrescante. La película ha sido aclamada por la crítica y ha ganado numerosos premios, consolidándose como un clásico contemporáneo del cine de comedia. Para aquellos que disfrutan de un humor inteligente y fuera de lo común, “Lo que hacemos en las sombras” es una opción imperdible que promete sacar más de una carcajada y sorprender con su originalidad.

Lo que hacemos en las sombras : los personajes clave

El elenco de “Lo que hacemos en las sombras” es una parte fundamental de lo que hace a esta película tan especial. Encabezando el reparto, tenemos a los brillantes actores que dan vida a los vampiros protagonistas: Taika Waititi como Viago, el vampiro obsesionado con la limpieza y el protocolo; Jemaine Clement como Vladislav, el vampiro seductor y algo melancólico; Jonathan Brugh como Deacon, el rebelde y despreocupado vampiro; y Ben Fransham como Petyr, el vampiro antiguo y temible. Cada uno de estos actores aporta una chispa única a sus personajes, creando una química increíble en pantalla que hace que la dinámica entre ellos sea irresistible.

Además, el elenco secundario, que incluye a personajes como Jackie, la amiga humana de los vampiros interpretada por Jackie van Beek, y Nick, el humano convertido en vampiro encarnado por Cori Gonzalez-Macuer, complementa perfectamente la mezcla de humor y surrealismo que define a la película. Con un elenco tan talentoso y versátil, es imposible no enamorarse de cada uno de estos personajes y no reírse con sus divertidas interacciones.

Trama

“Lo que hacemos en las sombras” es una comedia mockumentary que sigue a un grupo de vampiros que comparten un piso en Wellington, Nueva Zelanda. Viago, Vladislav, Deacon y Petyr son seres inmortales con siglos de vida, tratando de adaptarse a los tiempos modernos mientras lidian con los desafíos de la convivencia y la eternidad.

La película nos sumerge en la vida cotidiana de estos vampiros excéntricos, mostrándonos desde sus reuniones de juntas de casa hasta sus intentos de salir de fiesta en la noche neozelandesa. Con un humor absurdo, situaciones surrealistas y un toque de ternura, “Lo que hacemos en las sombras” combina lo mejor de la comedia y el cine de vampiros en una mezcla única e hilarante.

A medida que conocemos más sobre la peculiar dinámica entre estos personajes y sus interacciones con humanos y otros seres sobrenaturales, nos sumergimos en un mundo divertido y extravagante que desafía las convenciones del género vampírico. Para los amantes del cine y las series que buscan algo fresco, original y lleno de risas, esta película es una joya que no pueden perderse.

Curiosidades de la película

“Lo que hacemos en las sombras” es una película llena de curiosidades y datos interesantes que la hacen aún más fascinante para los amantes del cine y las series de televisión. Por ejemplo, el título original de la película en inglés es “What We Do in the Shadows”, mientras que en español se tradujo como “Lo que hacemos en las sombras”.

Además, la película se inspiró en un cortometraje homónimo realizado por Taika Waititi y Jemaine Clement en 2005, antes de convertirse en un largometraje en 2014. El estilo de falso documental utilizado en la película le otorga un tono realista y cercano, haciéndonos sentir como si realmente estuviéramos conviviendo con estos vampiros. Además, gran parte de los diálogos fueron improvisados por los actores, lo que añade un toque de frescura y autenticidad a las interacciones entre los personajes.

La combinación de humor absurdo y momentos entrañables hace que sea una experiencia única y verdaderamente memorable para todo aquel que la vea. ¡Una joya del cine que no te puedes perder!